Análisis para un desarrollo financiero sostenible

162

Los desafíos que tiene el sector financiero como impulsor de un modelo de desarrollo más sostenible en el país y toda la región ha sido parte de la temática en la que se han centrado un grupo de expertos financieros en la Cepal.

Representantes del mundo empresarial y banquero de Chile, junto a expertos de organismos internacionales, se reunieron en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en Santiago, para dialogar sobre los desafíos que tiene el sector financiero como impulsor de un modelo de desarrollo más sostenible en el país y toda la región.

El seminario titulado “Avance de las Finanzas Sostenibles” fue organizado en conjunto por la CEPAL, la Iniciativa Financiera de ONU Medio Ambiente (UNEP FI), Doble Impacto / Banca Ética, ALAS 20 y GovernArt. Su objetivo principal fue crear un espacio de diálogo sobre el avance de las finanzas sostenibles entre los actores de instituciones financieras de Chile y la región.

Según los organizadores, los desafíos de equidad y sostenibilidad que enfrentan hoy la mayoría de las sociedades ponen como prioridad la necesidad de crear una nueva forma de pensar y hacer economía. Una de las industrias clave para estos desafíos es la financiera y cómo el uso del dinero y toda su cadena de valor juegan un rol protagónico en la sociedad.

En la ocasión, la CEPAL presentó los resultados de los estudios realizados sobre el financiamiento para el cambio climático en América Latina y el Caribe.

Según explicó Heloísa Schneider, experta de la División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la Comisión, el flujo de este tipo de recursos en la región, en el período 2013-2016, sumó en promedio 19 mil millones de dólares. En 2016 el 44% de este monto fue provisto por los bancos multilaterales y el 28% por los bancos nacionales de desarrollo quienes han ido perdiendo espacio en estas materias a nivel regional. En 2013, los bancos multilaterales concentraban el 30% y los bancos de desarrollo nacionales, el 60%. La desaceleración se debe principalmente a la crisis económica que todavía afecta a Brasil.

Un aspecto que destacó la especialista, fue el surgimiento de los bonos verdes en el financiamiento climático, que concentraron el 22% de los recursos en 2016, siendo que en 2013 aún no habían sido emitidos. “Esto demuestra la importante participación del sector privado, que ha ido entrando paulatinamente en este negocio”, asegura Schneider.

En tanto, Joseluis Samaniego, Director de la División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la CEPAL, resaltó la importancia de medir el financiamiento y cuantificar su impacto sobre el combate al calentamiento global y sus consecuencias sobre las economías y las sociedades. “Estamos convencidos de que es necesario alinear los motores económicos de la región con un gran impulso ambiental, es decir, aprovechar las revoluciones energética, de movilidad, biológica y tecnológica del mundo actual para hacerlas converger en un mayor desarrollo económico, con inclusión y menor huella en el medio ambiente”, declaró.

Por su parte, Joan Melé, Presidente de la Fundación Dinero y Conciencia y Líder Mundial de la Banca Ética, insistió en que hay que hacer un cambio radical en el sistema económico financiero y poner al ser humano al centro de la economía, no al dinero, al crecimiento o a las utilidades económicas.

#DirectorioEmpresasChile

-- publicidad --
Ads páginasWeb 468×60 2