Inversión de sueños y la nueva construcción en Chile

Aparte de la minería, la industria de la construcción se ha convertido en uno de los sectores más dinámicos de la economía chilena. Sin duda, en su crecimiento influye la expansión interna como consecuencia de una oferta-demanda del aumento de la población y por ende el aumento de la inversión privada.

En la última década, los cambios han sido radicales. El crecimiento demográfico urbano en Chile y las grandes obras de construcción han irrumpido las ciudades creando verdaderas “torres de babel”. Mientras en las afueras de las grandes ciudades cada día son más las Smart-cities, pequeñas ciudades ‘inteligentes’ que lo tienen todo.

 Pero el sector de la construcción no sólo se compone de condominios, casas y departamentos, también incluye diversas obras de infraestructuras tanto públicas como privadas; carreteras, parques, pistas, veredas, calles, colegios, hospitales, aeropuertos, centros comerciales y, por supuesto la edificación en altura para viviendas y oficinas en general.

La construcción ha sido tema de conversación y noticias durante este último tiempo, generando muchas veces controversias, y por sobretodo el comienzo de estudios e investigaciones de diversa índole. Todo causado por el ‘boom de la construcción’.

En Chile, donde el 90% de la población vive en ciudades el dilema parece ser cómo crear soluciones de movilidad para los millones de personas que prefieren en zonas densas y ricas en servicios y oportunidades.

El boom en la comuna Estación Central tuvo consecuencias
La insigne comuna que alberga la estación de trenes más importante de Chile, a los tres terminales de buses provenientes de distintos puntos del país, un campus universitario de 32 hectáreas y una agitada actividad comercial sustentada en una población flotante que fluctúa entre los 300 mil y 600 mil personas diarias.
Algunas de las inmobiliarias que dominan el mercado asumieron la renovación urbana en la comuna ante la ausencia de un Plan Regulador Comunal y, enfocadas en el segmento socioeconómico C3 y D, construyendo viviendas en espacios desde 17 metros cuadrados, logrando en corto tiempo un récord en la construcción de edificios habitacionales de hasta 42 pisos, de los cuales hay algunos que superan los 1000 departamentos. El 80% de los que se construyen en Estación Central son departamentos de menos de 50 metros cuadrados. Mientras que el otro 20% de la oferta llega hasta los 70 metros cuadrados, de hasta tres dormitorios y un baño.
El mercado de venta de departamentos, según Cifras de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), consignadas en el Informe Nº 18 de Junio, está a la baja. Actualmente, la mayor oferta de departamentos se concentra en la comuna de Estación Central con un 20%, mientras que Santiago Centro ocupa el segundo lugar con un 16% y Ñuñoa el tercero con un 12% de ventas. 

 

Inversión y/o vacaciones, la segunda vivienda

Por otra parte, la opción de adquirir una segunda vivienda entre las familias chilenas ha hecho lo propio registrando un aumento de un 15% durante los últimos años.

 Entre los factores que explican el boom del mercado de segunda vivienda están el positivo escenario económico nacional y el nivel de ingresos, que mantienen altas las expectativas del sector. La inversión es otro factor, ya que muchos compran propiedades de segunda vivienda para arriendo, esperando que la propiedad al cabo de unos años se pague sola.

La inversión inmobiliaria en segunda vivienda alcanzó un nivel récord hace siete años -según muestra un estudio de la Cámara Nacional de Comercio- y se espera lograr superar esa cifra, donde las ciudades que lideran la oferta y demanda de la segunda vivienda están entre las regiones IV y V, con inversiones que superan los US$ 2.500 millones.

Fuente: http://www.directorioconstruccion.cl/2017/09/inversion-suenos-las-nuevas-construcciones-chile/