La decisión de Amazon de instalar en Chile un Edge Datacenter, es considerada una inversión que aumentará el rendimiento y disponibilidad de distintas aplicaciones. Edge Location dará soporte a la arquitectura CloudFront de Amazon Web Services, un servicio global de distribución de contenidos de alta velocidad, siendo la primera infraestructura de AWS en el país.

CloudFront realiza la entrega de contenidos a través de una red mundial de centros de datos, a la que se incorpora nuestro país, la que permite la distribución de datos, videos, aplicaciones e interfaces de programación de aplicaciones (API’s) a clientes a nivel mundial con baja latencia, altas velocidades de transferencia y los mayores estándares de seguridad, informa la web AWS.

CloudFront ha sido utilizado para la distribución de diversos eventos globales de alto como la Copa Mundial de Fútbol 2019 y los pasados Juegos Olímpicos de invierno de 2018, entre otros.

Cristián Rodríguez, director de InvestChile, asegura que Chile avanza a “convertirse en un hub digital en Latinoamérica, potenciando su conectividad y desarrollando también su capacidad para brindar servicios digitales de alta gama. En ese contexto, el anuncio de la instalación de AWS con un centro de este tipo, un proyecto de una compañía líder del sector que como InvestChile venimos apoyando hace más de dos años, habla de su confianza en Chile y su futuro», asegura.

La importancia de contar con una infraestructura en la nube

Compañías de todo el mundo están migrando a una infraestructura basada en la nube para aumentar la agilidad del área de TI, lograr un nivel de escalabilidad ilimitado, mejorar la fiabilidad y disminuir los costos. Quieren tener la flexibilidad para poder ampliar sus operaciones rápidamente sin tener que preocuparse por la configuración de recursos de infraestructura de TI nuevos.

Desean mejorar las experiencias de los clientes y los usuarios finales mediante la reducción al máximo de la latencia, el tiempo que demoran los paquetes de datos en viajar, a los fines de evitar demoras e interrupciones en el servicio. Además, los clientes quieren tener la posibilidad de cumplir cualquier requisito de soberanía de datos específico de un determinado país, lo que significa que necesitan la flexibilidad para elegir entre una amplia variedad de regiones geográficas de centros de datos a partir de las cuales implementar las cargas de trabajo de sus aplicaciones.

Independientemente de su tamaño, las diferentes necesidades o los desafíos, las compañías pueden confiar en la infraestructura global AWS en la nube. La infraestructura global de AWS se diseñó y se creó para ofrecer el entorno informático en la nube más flexible, fiable, escalable y seguro con el rendimiento de red global de mayor calidad disponible en la actualidad. Todos los componentes de la infraestructura de AWS se diseñaron y se crearon para ofrecer redundancia y fiabilidad, desde las regiones y los enlaces de red hasta los balanceadores de carga, los routers y el firmware.

Más información en https://aws.amazon.com/es/about-aws/global-infrastructure/