Los televidentes, especialmente aquellos que han cortado el cordón para escapar de la televisión abierta, comienzan a ser cada vez más a exigentes con los servicios streaming, provocando una batalla casi febril por la sintonía y donde las compañías apuestan por un bombardeo al espectador desde todos los ángulos posibles, aunque las grandes compañías no siempre pueden irrumpir con éxito en otras, tal es el caso de lo ocurrido con Google cuando quiso competir contra Facebook con su servicio Google Plus.

Es así como la norteamericana Disney Plus ya tiene en sus listas a Marvel y Star Wars, mientras que HBO Max la lleva con “Game of Thrones” y los superhéroes de DC. Mientras que el líder del streaming Netflix tiene más de 160 millones de suscriptores en todo el mundo, Apple TV Plus podría ser el nuevo favorito entre los grandes del streaming.

Aunque Apple TV Plus debuta con tan sólo un puñado de programas originales. Tampoco tiene un depósito de viejas series y franquicias cinematográficas que puedan atraer a televidentes nostálgicos y producir series derivadas, tal como “The Mandalorian” para Disney Plus y la nueva precuela anunciada de “Game of Thrones”, “House of the Dragon”, para HBO Max.

Zack Van Amburg y Jamie Erlicht, ambos ex-presidentes de Sony Pictures Television, están ahora a cargo del contenido de video de Apple, y señalan que se han mantenido impávidos ante las comparaciones con las demás compañías, lo que les ayuda a ver con más optimismo el futuro del servicio.

“Estamos trabajando con algunas de las personas más talentosas con las que hayamos trabajado en el entretenimiento”, dijo Van Amburg, y las ve a la altura del desafío de construir una empresa en general, y en particular una para la gigante de la tecnología. “Hay una expresión que usamos en todas partes en Apple: ‘Ven a Apple y haz el mejor trabajo de tu vida’. Eso es de hecho lo que le pedimos a todo el que llega aquí”.

Ser parte de un lanzamiento como este es una gran oportunidad que genera una gran ansiedad, asegura Kerry Ehrin, la showrunner de la serie de drama “The Morning Show” de los actores Jennifer Aniston y Reese Witherspoon.

“Es una presión tremenda, pero uno no puede realmente vivir en ese espacio”, dijo Ehrin. “Uno se vuelve loco… porque comienza a crear pensando, ‘Oh, ¿está bien esto? ¿Funcionará?’, en lugar de crear lo que a uno le parece convincente y entretenido”.

Por su parte, Jennifer Aniston -quien también es productora de la serie-, calificó como “refrescante y emocionante ser parte de algo que apenas está comenzando… Lo estamos construyendo juntos”. “The Morning Show”, la oferta inicial del servicio incluye a Jason Momoa y Alfre Woodard en el drama futurista “See”; Hailee Steinfeld en “Dickinson”, una versión revisionista sobre la poeta Emily Dickinson; y el documental sobre la vida salvaje “The Elephant Queen”. Próximos estrenos incluyen la reposición de Spielberg de “Amazing Stories”; una serie enfocada en libros y otros proyectos de Winfrey; el thriller psicológico “Servant” de M. Night Shyamalan, y la serie “The Banker”, un drama protagonizado por Anthony Mackie y Joe Morris.

Todo tiene su precio.

Una suscripción cuesta US$ 4.99 mensuales, e incluye 6 cuentas. Entre la competencia, Disney Plus (que se lanza el 12 de noviembre) cuesta US$ 6.99 al mes, HBO Max (mayo del 2020) US$ 14.99 y, de los servicios existentes, Hulu US$ 5.99 y Netflix y Amazon Prime Video (incluida en una membresía anual a Amazon Prime por US$ 119) US$ 8.99 cada una al mes.

Quienes compren nuevos dispositivos de Apple como un iPhone o una iPad, tendrán un año gratis de Apple TV Plus, y un periodo de prueba de siete días está disponible sin costo alguno, incentivos que también ofrecen sus rivales. Para los nuevos servicios, las promociones gratis son clave para construir una base de suscriptores; retenerlos es otro reto.

Para diferenciarse del montón, los servicios de streaming están ofreciendo sus mercancías con un entusiasmo carnavalesco. En una presentación el martes para HBO Max, parte de WarnerMedia de AT&T, los ejecutivos enfatizaron los éxitos que traerá de la biblioteca de WarnerMedia, incluyendo las 10 temporadas completas de “Friends” (que se retira de Netflix), y series recién adquiridas que incluyen “South Park”.

Van Amburg y Erlicht, que en sus muchos años en Sony estuvieron involucrados con algunos de los programas que sus competidores ofrecen, como la serie de Netflix ganadora del Emmy “The Crown”, no están preocupados de lanzarse al agua sin biblioteca. En vez, resaltan un bono que ofrecen en esta prolífica era de la televisión.

La aplicación Apple TV, que alberga Apple TV Plus y está disponible en iPhones, iPads y otros dispositivos con iOS, también funciona como una especie de estación central para ingresar a todo servicio streaming.

“Queremos hacerle más fácil al usuario conseguir todo lo que quiera ver”, asegura Erlicht.

Futuro cercano.

Un nuevo estudio encontró que el 70% de los 4.816 encuestados cree que habrá demasiados servicios de streaming y más aún, el 80%, teme que el hábito del streaming sea demasiado caro de mantener, según hallazgos de TV Time, una plataforma de seguimiento de cine y TV, y datos de United Talent Agency y grupos analíticos que se unieron en el estudio.

Según la investigación de la firma Magid, los consumidores están dispuestos a suscribirse a un promedio de cuatro servicios de streaming y pagar en promedio US$ 42 mensuales por ellos.

Apple Plus TV está invirtiendo US$ 1,000 millones en su primer año de programación, Disney Plus un poquito menos y HBO Max unos US$ 2,000 millones. Netflix, con una gran oferta de películas y series originales exitosas como “Stranger Things”, gastó US$ 15,000 millones este año.

Si Apple es seria sobre el servicio tendrá que abrir un poco más la billetera, dijo el analista Daniel Ives, de Wedbush Securities. La falta de una biblioteca es otra desventaja importante y podría obligar a Apple a adquirir un estudio y sus bienes creativos tan pronto como en el 2020, dijo Ives. Ofreció un pronóstico optimista para Apple TV Plus: posiblemente 100 millones de clientes en cuestión de tres o cuatro años, dada su clientela fiel y los 1,400 millones de dispositivos Apple alrededor del mundo.

El líder del streaming Netflix tiene unos 160 millones de suscriptores a nivel mundial. Apple, sin embargo, ha tenido dificultades para incursionar en el mercado de la TV, dijo el analista de Pivotal Research Group, Jeffrey Wlodarczak.

Aunque tiene un amplio capital para invertir en Apple TV Plus y una base de consumidores integrada, dijo, aún está por verse si su nuevo servicio termina entre los sobrevivientes de la feroz competencia del streaming. Las grandes compañías no siempre pueden irrumpir con éxito en otras, advirtió, citando como ejemplo el intento de Google de competir contra Facebook con Google Plus.“Sólo porque tengas mucho dinero no significa necesariamente que vas a ser exitoso”, asegura Wlodarczak.

Fuente: MercadeoDigital https://www.mercadeodigital.cl/la-batalla-del-streaming-que-ver-y-donde/

publicidad