Una de las tendencias de marketing de las que más se está hablando en los últimos años es el que se está creando a través de la influencia de terceros en un espacio actualizado como lo es internet, donde los denominados “influencers” -con altos Ks de seguidores- logran posicionar marcas, productos y/o servicios. Sin embargo, existe entre éstos una selección muy especial: los microinfluencers.

El marketing con influencers tiene mucho peso y en ocasiones -cada vez en aumento- mejores resultados que otras campañas de marketing. Sin embargo, hay muchos pequeños y medianos negocios que piensan que no pueden utilizar este tipo de estrategia por su elevado coste.

Precisamente para cubrir estas necesidades y las de empresas con nichos muy específicos, surgen los microinfluencers: usuarios influyentes dentro de las redes sociales, pero en un nicho o área geográfica muy delimitada. Gozan de buena reputación y un buen número de seguidores de un sector o zona específicos.

Los microinfluencers cuentan en sus perfiles entre 500 y 10.000 seguidores, por lo que interactúan mucho más con su audiencia. Obtienen un menor número de interacciones que los grandes influencers, sin embargo, cuentan con una gran influencia entre sus seguidores.

Los microinfluencers son accesibles a cualquier tipo y tamaño de empresa. Además, suelen presentar un engagement mayor en sus publicaciones que los grandes influencers. Por lo que trabajar con ellos puede tener un impacto muy positivo.

Esta categoría de influenciadores están conectados de manera muy fuerte con su audiencia y los podemos encontrar en casi cualquier sector. Son perfiles dirigidos y apuntan a sectores definidos, y es por tal motivo que para las empresas conseguir trabajar con influencers que cuenten con comunidades de seguidores de menor cantidad puede resultar bastante efectivo.

Los microinfluencers puede que tengan un alcance menos masivo, pero más profundo dentro de su comunidad. Ya que interactúa con ellos y sus consejos tienen gran importancia en la decisión de compra. Ante tal situación los microinfluencers se han transformado en personajes muy importantes para las estrategias variadas de marketing dirigidas a una zona local determinada o a un nicho muy especializado.

Beneficios de incorporar microinfluencers a tu estrategia de marketing!

Naturalidad y autenticidad: son personas que comparten su día a día en redes sociales. En ocasiones algunos de los productos y servicios que recomiendan lo hacen porque los han comprado y comparten su verdadera experiencia. Por ello, crean contenido mucho más natural y auténtico, que no es percibido por la audiencia como publicidad. Su relación con la comunidad es muy cercana, por lo que sus consejos son percibidos como verdadera ayuda por los usuarios. Los microinfluencers ponen cara a tu marca y la hacen más humana y cercana a los consumidores.

Publicidad poco invasiva: en la época del Inbound Marketing es muy importante hacer una publicidad menos invasiva y más útil, que hace que sea mejor percibida por los consumidores. Los microinfluencers facilitan el acceso de tu marca a nichos de mercado muy concretos. Usarlos en la estrategia de marketing permite a tu empresa, productos o servicios acceder a estos nichos especializados; ya sea por temática o lugar geográfico.

De fácil acceso para trabajar con ellos: normalmente los microinfluencers gestionan sus propias redes sociales, por lo que es más sencillo acceder a ellos. Esto hace más sencillo que puedas transmitir los objetivos de tu campaña y la filosofía de tus productos o servicios. Existe más flexibilidad en la negociación de los términos de la campaña.

Se dirigen a nichos específicos de mercado: los microinfluencers se dedican a nichos más específicos, por lo que su audiencia suele estar más comprometida con ellos. Por ello, como decíamos antes, puede que su alcance sea menor en número, pero es más profundo en influencia en su audiencia.

Poco riesgo en la inversión: acceder a microinfluencers suele suponer una inversión mínima (en ocasiones con darles tus productos o dejarles probar tus servicios puede ser suficiente) por lo que puedes experimentar diferentes estrategias y ver que funciona mejor, con un riesgo mínimo.

Establecen relaciones directas con la marca: que un microinfluencer se convierta en embajador de tu marca es mucho más sencillo. Suelen ser más proclives a las relaciones a largo plazo, por lo que puedes contar con ellos para diferentes eventos o lanzamientos y no para una sola campaña.

Tienen una alta credibilidad y una audiencia muy receptiva. Generan confianza entre sus seguidores, por lo que los usuarios siempre estarán interesados y receptivos ante el contenido que ellos publiquen. Por lo que será más fácil conseguir conversiones.

¿Todavía no estás seguro de incorporar microinfluencers a tu estrategia de marketing? Decídete a lanzarte al mundo del marketing de influencia. Para mayor información http://www.mercadeodigital.cl