El mercado de los espumantes enlatados en Chile y el mundo

40

La oferta de espumantes ha crecido notoriamente en Chile durante estos últimos años, destacando sus variedades y formatos presentados en lata, en botella de vidrio o de plástico, e incluso en brik, alcanzando gran éxito entre los consumidores.

De acuerdo a datos entregados por Vinos de Chile, el consumo de espumantes en el país aumentó un 120 %, pasando de los 9 millones de litros que se producían en el 2011 a más 20 millones de litros comercializados el 2018. El mismo gremio reveló que la participación de espumantes en el total de las bebidas alcohólicas vendidas en Chile se duplicó desde el 2012, pasando de 0,65% a 1,57% a fines del 2019.

Vino enlatado. Aunque la botella de vidrio sigue siendo el sistema más usado y va a seguir siéndolo durante los próximos años -con un crecimiento significativo de las botellas de menor volumen y de pequeños formatos-, aparecen otros envases alternativos como el Bag in Box y las latas. Sí, las latas están teniendo éxito en el sector vinícola, y prueba de ello es la recomendación de este año de la revista Wine Enthusiast, que incluye dos vinos en lata, y da la casualidad que son los primeros de la lista.

La tendencia mundial de vinos enlatados se ha sido implementado con éxito en países del hemisferio norte. De acuerdo con datos de Nielsen, este mercado alcanzó en 2018 un valor de US$ 70 millones en Estados Unidos, lo que representó un aumento de 70%. Mientras que en el Reino Unido, la categoría de vinos en lata ha aumentado un 125% interanual hasta agosto de 2019, y con un valor cercano a los £ 3.6 millones.

Los nuevos formatos de las viñas

En esa línea y en pos de generar una nueva ocasión de consumo más flexible y relajada, Viña Carmen ingresó al mercado de espumantes en lata con el lanzamiento de un nuevo Amaranta Brut de 250 ml., un espumante 100% Chardonnay, de color amarillo pajizo, con pequeñas y elegantes burbujas, que ascienden formando una persistente corona. En boca destacan las frutas tropicales como piña y plátanos maduros, un balance perfecto entre dulzor y acidez.

Amaranta Brut en lata es ideal como aperitivo o para acompañar pescados, mariscos y ensaladas frescas. Se recomienda beber a una baja temperatura, entre 6 y 8°C; cuenta con un sello de frío que indica la temperatura ideal para tomarlo.

“Viña Santa Rita ya se sumó a esta tendencia el año pasado, siendo pioneros en Chile con el lanzamiento de Rita Rosé, Rita Blanc y Rita Sparkling. Ahora es el turno de Viña Carmen con su ya reconocida línea Amaranta, resultando este formato atractivo para comprar por ser una medida más pequeña y fácil de llevar, además de contar con un envase amigable con el medioambiente”, asegura Jaime de la Barra, Gerente de Marketing Corporativo de Viña Santa Rita y Carmen.