sábado 13 julio 2024

Micro Hábitos que todo emprendedor debe conocer

Los micro hábitos no ocupan más de 3 minutos de tu tiempo, pero lograrán aumentar tu productividad en un 100%.

Pero, ¿cómo elegir micro hábitos?. Primero debemos definir qué son los hábitos: y de acuerdo a expertos, “son comportamientos aprendidos que se vuelven reflexivos con el tiempo”. En muchos casos, un contexto específico desencadena el comportamiento.

También existen los Micro Hábitos; que requieren una motivación y un esfuerzo mínimos para lograrlo. Eventualmente, este pequeño hábito se construirá sobre sí mismo en algo más grande y mejor para ti y tus objetivos. Después de desayunar, por ejemplo, puedes cepillarte los dientes automáticamente.

Cuando quieres comenzar un nuevo hábito saludable o salir de tu zona de confort, primero necesitas una fuerte intención para lograrlo. Los micro hábitos son perfectos.

Meditar al despertar. La meditación regular de corta duración puede tener beneficios para la salud similares a los de las meditaciones más largas. 

Comenzando con un minuto cada día, es posible que pronto te encuentres deteniéndote varias veces, o incluso cinco o seis veces, a lo largo del día. Con el tiempo, la atención plena se convierte en un hábito.

Entre el Poder y la Intención. Para empezar, simplemente pregúntate ¿Qué es lo que pretendo lograr?. 

Cada acción que tomas en la vida puede guiarse por una intención. Por ejemplo, cada vez que comas, establece la intención de comer con atención. O, en lugar de fijarse en el resultado deseado en el trabajo, siéntete enfocado en sentirte completamente expresado en lo que haces.

Prioriza tareas y prográmalas en consecuencia. Cada mañana, debes asegurarte de pasar el día en tus tareas más importantes. Estas son solo y máximo 3 tareas esenciales. Eso es todo.

Leer es bueno y alimenta el alma. Buscar una lectura algo edificante e inspiradora.

Idealmente leer una biografía de quien consideres un héroe o mentor, como si también prefieras uno de autoayuda y crecimiento personal. 

Según investigaciones y dado que se tarda un promedio de 1,7 minutos en leer una página de un libro, realmente no hay excusa para no hacer este ritual nocturno.

Sé Agradecido. Los estudios muestran que practicar la gratitud antes de acostarse puede llevar a un mejor sueño y a un mañana más productivo. Reforzar lo que te agradece cada día es una forma efectiva de matar la negatividad y ser un pensador más positivo. 

Puedes hacer esto internamente o incluso mejor, registrar una lista de lo que estás agradecido. El diario tiene muchos beneficios, desde aliviar la ansiedad y la tensión hasta inspirar la creatividad y nuevas formas de pensar.

Fuente: https://www.calendar.com/blog/21-minute-habits-that-can-boost-your-productivity-by-100/

publicidad

spot_img
spot_img

suscribete aquí

Recibe periodicamente en tu correo electrónico nuestro boletín de noticias con actualidad nacional e internacional.