La mayor parte de los bancos centrales en las economías avanzadas están facultados para comprar y vender en el mercado secundario instrumentos de deuda del Fisco en la implementación de sus mandatos. Esta capacidad ha sido utilizada, por ejemplo, para influir sobre las tasas de interés de largo plazo a través de políticas no convencionales.

Tras el último Informe de Política Monetaria (IPoM) se confirmó que la pandemia por Covid-19 ha generado una importante crisis económica producto de las medidas sanitarias para contener el contagio. Muchos sectores productivos han debido cerrar, generando cesantía; y otros trabajan a media máquina usando medios telemáticos. En el Informe, el Banco Central proyectó que la actividad en Chile experimentará una contracción entre 5,5 y 7,5% este año. La tasa de desempleo ya supera el 10%, afectando tanto a trabajadores formales como informales. “Es probable que el país enfrente este año la contracción económica más profunda de los últimos 40 años”.

Este escenario fue analizado en detalle por el presidente del Banco Central de Chile (BC) Mario Marcel, quien reconoció que es difícil predecir cómo la economía saldrá a flote, y en especial el Estado que ha debido incrementar exponencialmente el gasto fiscal.

En la actualidad la ley impide que el Banco Central de Chile adquiera documentos emitidos por el Estado y financie el gasto público con créditos. Dichos documentos operan como una línea de crédito con la cual se puede comprar lo necesario. Esta prohibición responde a la necesidad que la política monetaria (la estabilidad de la moneda) no responda a los vaivenes de la contingencia política. El rol principal del BC es velar por el normal funcionamiento de los pagos internos y externos, en otras palabras, evitar a toda costa el endeudamiento.

En la búsqueda de una solución, la comisión de Hacienda del Senado expuso la utilidad que tendría entregar nuevas facultades al BC para apoyar las finanzas fiscales. Ese llamado hizo eco en el Ejecutivo que presentó dos proyectos para permitir que el Banco Central (BC) pueda comprar deuda el fisco en el mercado secundario:

a) Proyecto de reforma constitucional que faculta al Banco Central para comprar y vender en el mercado secundario abierto instrumentos de deuda emitidos por el Fisco, en circunstancias excepcionales que indica (Boletín N° 13592-05). El texto legal levanta la prohibición constitucional que rige para la comprar deuda en el mercado secundario y que data de la modificación de 1990 que determinó la autonomía del BC.

b) Proyecto que modifica la Ley Orgánica titulado de la misma forma (Boletín N° 13593-05) que apunta a regular el procedimiento de comprar y vender en el mercado secundario abierto instrumentos de deuda emitidos por el Fisco de Chile, cuando así lo requiera la protección del normal funcionamiento de los pagos internos y externos.

Hoy, el BC compra y vende en el mercado abierto -integrado por las entidades que el instituto emisor define para estos efectos en su normativa-, bonos bancarios. La novedad es que ahora podría hacerlo también con títulos de deuda del Fisco. Entre otras cosas, el procedimiento dispone que el ministro de Hacienda deberá ser invitado a la sesión del Consejo del Banco Central donde se adopten los acuerdos para adquirir títulos fiscales.

LA IDEA DEL PROYECTO. Permitir al BC adquirir documentos emitidos por el Estado, sus organismos o empresas, como financiar gasto público mediante créditos directos o indirectos. Esto solo en ‘caso de emergencia’. De esta manera, se podría apoyar los ingresos fiscales. Estos dineros permitirían generar políticas públicas en apoyo a la ciudadanía, por ejemplo, incrementando la cuantía de los bonos que han comenzado a repartirse en el contexto de la crisis sanitaria.

¿QUÉ RESTRICCIONES PLANTEA EL PROYECTO? Se permite adquirir documentos del Estado y otorgar créditos para el gasto público con las siguientes limitantes: Que se trate de circunstancias excepcionales y transitorias calificadas, en las que así lo requiera el resguardo del normal funcionamiento de los pagos internos y externos; y, que tales adquisiciones se efectúen en el mercado secundario abierto (Bolsa de Valores)

¿CUÁN GRAVE ES LA CRISIS ACTUAL? En el último Informe de Política Monetaria el Banco Central proyectó que la actividad en Chile experimentará una contracción entre 5,5 y 7,5% este año. La tasa de desempleo ya supera el 10%, afectando tanto a trabajadores formales como informales. Es probable que el país enfrente este año la contracción económica más profunda de los últimos 40 años.

Si bien el ente emisor implementó el mayor ajuste en las tasas desde hace más de 10 años, dicha medida puede no ser suficiente para cautelar el normal desenvolvimiento de los pagos.

Fuente: Senado https://www.senado.cl/nuevas-facultades-para-el-banco-central-reforma-constitucional-y/senado/2020-06-19/185404.html

publicidad