viernes 19 julio 2024

¿Sabes leer, o crees sólo saberlo?

Porque haber aprendido a leer no es suficiente. Si no aprovechamos las oportunidades que nos ofrece esta enseñanza seremos más vulnerables y muy poco creativos.

Como muchas otras tareas para las que nuestro cerebro no tiene un área específica, la lectura nos exige crear circuitos cerebrales donde la práctica y la persistencia del hábito es lo que los vuelve más rápidos, robustos, grandes y complejos. Aunque, saber leer requiere de tiempo y comprensión.

Aprender a leer exige al menos integrar las áreas del cerebro dedicadas a diferentes tareas como el reconocimiento visual, que empleamos para diferenciar objetos; el procesamiento del lenguaje; el movimiento con el que guiamos nuestros ojos; y la comprensión del espacio de un paisaje o una página. Puedes conocer mas haciendo clic acá

Dato Importante. La lectura, al igual que la interpretación musical, aprender otro idioma o practicar la danza, previene en cierto grado el desarrollo de distintas formas de demencia como el mal de Alzheimer, además de entrenar al cerebro para ser más recursivo en sus procesos de adaptación a distintos contextos, incluyendo su propio deterioro. Para leer, conocer y aprender más haz clic aca

La lectura profunda es, sin duda, la que permite adquirir todos los beneficios mencionados, mientras que la neuroplasticidad requiere tiempo y práctica. 

@EDGuíasdeChile 

publicidad

spot_img
spot_img

suscribete aquí

Recibe periodicamente en tu correo electrónico nuestro boletín de noticias con actualidad nacional e internacional.