miércoles 30 noviembre 2022

Sé el CEO de tu vida profesional

Toda empresa tiene un CEO, un capitán; alguien que es el número uno en la estructura jerárquica de la empresa. Y en lo personal y profesional es importante saber ser el CEO de nuestra propia vida.

Chief Executive Officer o Gerente General, conocido como CEO en el mundo de las empresas y de las Startups; un cargo que -internamente-, todos debemos tener en nuestra vida personal y profesional, y que es recomendable ir mejorando para ser un buen líder; aunque no lo veas con claridad aún.

Aquí algunos tips que pueden ayudar a tu crecimiento como CEO de tu vida personal y profesional. Primero que todo debes tener una

Estrategia; pregúntate: ¿qué quiero aprender en este rol? ¿Qué quiero lograr? ¿Cuál es mi objetivo de corto plazo? ¿Cuál es mi objetivo de largo plazo? ¿A dónde quisiera que me lleve esto que estoy iniciando hoy?

Cree en ti. Para esto, me sirve usar a mis maestros negativos, es decir, todo aquel que se cruza en mi vida para criticar y anular, puesto que lo he utilizado para trabajar en mí, y así mejorar mi autoestima. 

Descubre tu propósito. Saber qué te mueve, cuál es la razón por la cual te despiertas a la mañana, ya sea porque quieres comprarte el departamento al comienzo, pero también porque te gusta lo que haces, porque te gusta sentirte útil o lo que sea, es importante conocer, para que tu vida tenga ese impulso que está debajo de la piel, que nadie ve, la fuerza motora que te hace ser quien eres.

Formación continua. Todos los días es importante preguntarse a sí mismo ¿a dónde quieres ir?, pero para eso es importante saber ¿en dónde estás?. La constante capacitación profesional es parte del crecimiento y seguridad personal para gerenciar nuestra propia vida. 

Recuerda siempre que “la Paciencia es la madre de todas las Ciencias”; por esta razón es tan importante la meta de corto plazo, y la visión de largo plazo. Si estoy concentrado en llegar a ser Director Comercial cuando recién comienzo, no voy a disfrutar de cada propuesta, de cada reunión, de cada logro e incluso puede que me frustre mucho cuando algo no salga bien. 

Aprende a pedir ayuda a personas que sabes que quieren lo mejor para ti. No te asombres si no encuentras eso en tu círculo intimo. No luches en contra de eso. Saber que no somos perfectos, nos da un súper poder; el de no juzgarnos y así poder continuar y aprender a pedir. Eso sí, para pedir debemos estar abiertos a recibir. 

Cuidado con la procastinación. Deja de aplazar lo importante! Este fue y es mi mayor enemigo, soy y fui muy buena para otros, para cumplir metas de las empresas que lideré, de los proyectos que gerencié y de lo que hice y hago para otras personas, sin embargo, separar el tiempo para mis cosas siempre ha sido mi mayor desafío. 

Fuente: https://www.martesfinanciero.com/voz-calificada/se-el-ceo-de-tu-vida/