La multinacional Goodyear Tire and Rubber Company presentó el primer prototipo de ‘neumático inteligente’ capaz de autoregenerarse, a través de una nueva tecnología llamada ReCharge. De esta manera ya los neumáticos no necesitarán ser reemplazados nunca: se renuevan de forma automática, además no necesitan aire lo que facilita aún más su mantenimiento, no será necesario inflarlos y no podrán pincharse.

La tecnología ReCharge de Goodyear renueva las ruedas desde el interior mediante una mezcla de materiales renovables. Una alternativa más responsable con el medio ambiente que reduce el desgaste y las partículas contaminantes que se liberan durante la abrasión y extiende la vida útil del neumático.

#tips Salones Online evitan contagios La crisis del coronavirus y su rápida propagación por Europa está afectando la innovación en muchos sectores, entre ellos es sector automotriz. A la cancelación de la feria tecnológica MWC 2020 por el COVID-19, le sigue la caída del Salón de Ginebra entre otras ferias; un duro golpe para la industria del automóvil. La alternativa que están llevando a cabo las compañías -sea cual sea el sector en el que trabajen- pasa por llevar a cabo sus presentaciones online como es el caso de ReCharge.

De acuerdo a información entregada por Goodyear Co, la idea es que en lugar de cambiar las ruedas desgastadas de los vehículos, la banda de rodadura del neumático se regenere automáticamente. En el núcleo del neumático se insertan unas cápsulas -llenas de un compuesto líquido biodegradable-. Este líquido es el encargado de regenerar la banda de rodadura desde el interior.

El compuesto con que se construyen los neumáticos ReCharge se fabrica gracias a la inteligencia artificial; con materiales que provienen de la naturaleza, entre los que se incluyen caucho de diente de león y seda de araña sintética. Cabe destacar que la compañía resalta que éstos se adaptan a cualquier superficie o condiciones climatológicas.

“Cuando el conductor vea que las bandas de rodadura de su neumático ReCharge están desgastadas, administrará las cápsulas para que el compuesto biodegradable las regenere y vuelvan a verse como nuevas”, aseguran desde la firma. Esta tecnología prescinde de la presión del aire. De momento se trata de un concepto futurista, la compañía no ha indicado cuándo podrían empezar a fabricarse, pero no hay duda de que sería un paso para la movilidad sostenible del mañana.

Fuente: america-retail.com