domingo 26 mayo 2024

Gen Zers dicen no al tradicionalismo laboral

Es más que un simple equilibrio entre el trabajo y la vida privada; los Gen Zers -profesionales de la Generación Z- esperan oportunidad y equidad, y hacen un llamado a los líderes empresariales enseñándoles que es el lugar de trabajo el que necesita cambiar, y no la función o el profesional que la realiza.

Son más de 61 millones de Gen Zers que han entrado en la fuerza laboral en los últimos dos años. Si no está familiarizado aún con este grupo demográfico, o si su negocio tiene sus primeras contrataciones de la Generación Z, es recomendable seguir leyendo.

Cabe destacar que a los de la Generación Z se les considera ‘nativos digitales’, lo que quiere decir que, nunca han conocido la vida sin tecnología. Como tal, esperan acceso inmediato y respuestas a sus preguntas. 

La Generación Z –Gen Zers-, cuyos miembros nacieron entre 1997 y 2002, creció con tecnología y valores sociales sólidos que dan forma a las demandas de su lugar de trabajo. Por lo tanto, no es sorprendente que la entrada de los profesionales de esta  generación en la fuerza laboral desencadene cambios, sobretodo en los contratos sociales entre empleadores y empleados. 

Los Gen Zers también están acostumbrados al autoaprendizaje y a la autonomía. No es de extrañar que hagan más visitas diarias a YouTube que los Millennials, también lo consideran una herramienta de aprendizaje favorita, así también los podcasts, Ted Talks, seminarios web y LinkedIn Learning. 

Todo está bien. Entonces, ¿cómo los profesionales Gen Zers son capaces de exprimir las oportunidades de aprendizaje y desarrollo profesional en un horario apretado?. Es porque eligen un horario flexible para ser más creativos y productivos; es decir, en lugar de trabajar en el anticuado horario de 09 a 18 horas, eligen trabajar cuando se es más productivo.

Si esa ventana productiva es entre las 10 a.m. y las 3 p.m., que así sea; mientras los Gen Zers cumplan los plazos establecidos y se esté haciendo correctamente el trabajo, no hay necesidad de obsesionarse con la cantidad de horas que se trabajan por día.

Sin embargo, debería haber un acuerdo en un momento en el que todos estén disponibles. Durante este período de tiempo, es cuando se llevan a cabo reuniones y sincronía del trabajo en equipo, sesiones de lluvia de ideas y oportunidades de aprendizaje.

Si bien es cierto que la Generación Z -Gen Zers- tienen el potencial de cambiar el lugar de trabajo, no estamos hablando de trabajar con visitantes de una galaxia lejana; son jóvenes que tienden a ser más diversos y más empeñosos que las generaciones anteriores. Además, todo tiene que ver con la comunicación en persona y la flexibilidad sobre la practicidad.

Fuente: https://digitalcommons.salve.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1075&context=fac_staff_pub

publicidad

spot_img
spot_img

suscribete aquí

Recibe periodicamente en tu correo electrónico nuestro boletín de noticias con actualidad nacional e internacional.