Producto de la apertura de nuevos mercados y de la brusca entrada a la era digital, la comunicación se ha convertido en una herramienta estratégica para las empresas, cuyo objetivo principal es consolidar la identidad e imagen corporativa tanto de grandes organismos, como de nuevas pymes; haciendo llegar un mensaje específico a su público en cuestión.

De esta manera, la esencia del protocolo y la diplomacia en su más estricto sentido se articula como los verdaderos brazos vectores de la comunicación de las empresas. Una comunicación que traspasa fronteras, lenguas de muy diverso origen y culturas diametralmente opuestas. Ahora bien, para anunciar su emprendimiento, sus productos y más aún, potenciar su marca; es posible haciendo click aquí.

“Credibilidad, coherencia y transparencia” son los valores que bien definen la base de un plan estratégico de comunicación de cualquier institución o empresa. Acercar nuestros valores institucionales o corporativos a nuestro público en cuestión se convierte en una necesidad imperiosa en el siglo XXI.

En este sentido, “protocolo” y “diplomacia” juegan un papel fundamental ya que serán los encargados de recrear esa escenografía y ese acercamiento entre la institución o la empresa a un público quien será el encargado de atribuir una “reputación” que pervivirá a lo largo del tiempo.

Manejar el arte de comunicar -es protocolo- y saber cómo opera esa política exterior más allá de nuestras fronteras -es diplomacia-, requisitos fundamentales para que cualquier plan estratégico de comunicación al interior de la empresa en cuestión aporte valor, confianza y credibilidad en un entorno global.

Es ahora más que nunca cuando la “reputación” institucional y empresarial se convierte en un requisito sine-qua-non; objetivo perseguido por ese plan estratégico de comunicación. Y si bien, lo que busca es potenciar su marca en la industria de las empresas en Chile, lo puede hacer con un click aquí.

La seguridad será la encargada de velar por el cumplimiento de ese protocolo y diplomacia tanto a nivel institucional como empresarial; preservando de esta manera la integridad de todos sus integrantes.

Fuente: https://www.uik.eus/es/inteligencia-estrategica

publicidad